Claro Fanaticos
4

¡SALVAJADA!

La violencia volvió a manchar el fútbol guatemalteco. Era el minuto 85 del partido de ida de semifinales entre Cobán Imperial y Deportivo Guastatoya cuando el árbitro Mario Escobar suspendió el encuentro después de que una botella lanzada por la afición local le impactara en la cabeza.

El juego iba 0 a 0 cuando la afición verapacense empezó a lanzar desde la grada diferentes objetos. Este incidente, según el reglamento local, tendría que dar la victoria por 0 a 3 al vigente campeón, a Guastatoya, aunque Cobán Imperial estaba haciendo méritos para llevarse la victoria.

Comentarios